lunes, 18 de abril de 2016

nunca recordar había dolido tanto

cada día me despierto sintiéndome mal
porque hasta dormida siento que algo me falta
y no lo puedo abandonar
un vacío, una ausencia,
nostalgia, melancolía eterna
un algo que siento que no tiene final

y cuando escucho música, lo hago pensando en eso
y cuando me aburro
y cuando me baño
y cuando me voy a dormir

a veces se me olvida
a veces lo pienso muy triste
a veces reflexiva
a veces lo pienso con impotencia

simplemente no he aprendido a dejar ir
tanto así, que intento encadenar mis recuerdos y pensamientos a mi mente
por miedo a que el viento se los lleve
por miedo a darme cuenta que nada es eterno aquí
por miedo al olvido
tanto así, que vinieron a mi cabeza recuerdos que ni sabía que había olvidado
y me aferro a ellas, lo único real de ti

¿cómo puedo cuidar a una nube por siempre
cuando esta se mueve, llueve, relampaguea, y se esfuma?
¿cómo puedo proteger mis cartas si no tengo donde guardarlas
cuando mis manos tienen otras cosas que hacer?

ya que mi mente es impredecible, y frágil en este momento
pudiera buscar nuestras fotos y allí atar los recuerdos
pero tendría un nuevo miedo, el de perder nuestros momentos juntos capturados
¿cómo puedo dejar de depender de los momentos bonitos que he obtenido?

a veces te veo en otras personas, tus movimientos, tus gestos, tus sonidos
y me pongo feliz al darme cuenta que no te he olvidado
y que te había aprendido de memoria a la perfección
pero luego en el fondo, me duele como nunca antes algo me había dolido

¿cómo puedo superar que un día reía contigo
y que ya no puedo, ni quiero reírme si no es contigo aquí a mi lado?
¿cómo puedo superar que ya no estás?
¿cómo continuar?

nunca recordar había dolido tanto
nunca había recordado tanto
nunca había querido tanto un abrazo de ti

jueves, 14 de abril de 2016

si ya me hacia falta y aun así pensaba que en cualquier momento podría llegar a verlo, ahora peor que sé que nunca lo podre ver

es como si me hubieran cortado un árbol muy grande del camino que suelo recorrer, mi vida no dependía de el, pero la diferencia se sintió enseguida, el vacío también

recuerdo decirle que me recordaba a los arboles, o a la madera
porque nos sentimos seguros con ellas, confiados
simplemente por ser natural

lo recordare por siempre,
como el árbol que en su momento
me dio oxigeno

sábado, 26 de marzo de 2016

eras vida porque en risas me mantenías
estuvieras consciente de eso o no
eras energía, vibrabas y te hacías notar
sin importar qué, donde, ni cómo
eras naturaleza
eras magia

ya tenias de mi corazón una esquina
y hoy tienes todo el lugar completamente
tengo de ti tantas fotografías
mentales y físicas
tan marcadas en mi alma,
como el abdomen cuando se cansaba de tantas carcajadas
y las repaso, las veo, y las recuerdo, tus fotografías
para no olvidarte, para imaginarte
para tenerte a mi lado por mucho más tiempo en mi vida

a pesar de que tenia tiempo sin saber de ti
siento que nos alejamos para que tu ida
fuera menos dolorosa
pero cómo me duele el alma
cómo me hacías, haces y me harás falta

recuerdo esperar por ti para encuentros grupales
y no importaba el tiempo de la espera
porque siempre valía la pena tu presencia

nos imaginamos eternos,
inmortales,
infinitos
dentro de nuestra juventud,
no pensé que te irías tan rápido
y que te llevarías tanto

estabas tan presente,
vivo,
real
y ahora de repente
ya no estás
pero seguirás estando en mi mente
por siempre

sé que estas viajando como siempre solías
a través de mucha naturaleza
arboles, flores, aire, nubes, colinas
a través de muchos universos
planetas, estrellas, paraísos, sueños, vidas

quiero que sepas que
te querré
te recordaré
te extrañaré
con una sonrisa en mi corazón
el que te llevaste en tu viaje

miércoles, 23 de marzo de 2016

quedaremos como amigos

por más que desee, nunca habrá una manera especifica de explicarle o mostrarle cómo realmente es él desde mi perspectiva y costaría para que lo entienda, ni con una película, ni con una fotografía, ni diciéndole que es un puente y que a pesar de tantos suicidas se ha mantenido fuerte

como toda persona con depresión y/o baja autoestima, ellos no lo ven ni lo quieren ver de otra forma entonces sólo me preocupo por mostrarle cosas bonitas, o geniales, sea a través de música, poesía, o fotografías que sepa que pudieran gustarle, me preocupo por hacerlo reír aunque me siga diciendo que su sonrisa sigue sin acabar con toda la oscuridad que vive en su barriga

totalmente lo contrario a como lo veo, él se ve como si fuera un bosque y un hacha al mismo tiempo y se ha cortado muchos arboles porque le da placer la caída de estos y los golpes y se está quedando sin oxigeno pero dice no tener pulmones

recuerdo que siempre se me olvida que todos tenemos problemas existenciales, defectos, inestabilidad, miedos y que todos pueden hacer lo que quieran con eso como si fuera algo que realmente no te arruinara por dentro y recuerdo que mi percepción de las cosas sólo las puedo notar yo y que a pesar de mi perfeccionismo, y de que me moría realmente por hacerlo feliz, o por lo menos a que dejara de sentirse mal, estoy consciente de que no puedo cambiar nada a mi alrededor

resulta que un objeto que siempre ha estado picado en pedazos o con sus partes separadas, pudo haber sido creado de esa manera porque así funcionaba mejor para su objetivo, como una persiana, una reja, o un arpa, y para otras personas que no funcionan así, simplemente no entenderán

intentando entender lo que acababa de pensar, me di cuenta también que ya todo es complicado como para dedicarme de por vida a entender a una persona con diferentes objetivos a los míos, es como querer conversar mis temas favoritos con mi mamá aun sabiendo que nunca estará de acuerdo, una pérdida de tiempo, solo ocurriría explosiones, y desastres naturales si volviera nuestra relación en algo amoroso

y se me ocurrió, que entonces debería categorizar a las personas por sustantivos, seres inanimados, como si esos objetos, cosas, elementos fueran sinónimos de su personalidad, sólo así sabría si habría posibilidades de coincidir conmigo, y a pesar de no saber realmente cuál seria el sinónimo de mi personalidad, o mi sustantivo, creo poder saber que jamás congeniaría con personas que sean bosques y hachas al mismo tiempo

y me doy cuenta de algo, cometer errores y equivocarse siempre, no significa no querer mejorar, entonces a pesar de su sustantivo, se puede cambiar su significado si realmente lo desean, como quien sea reja, no significa encierro sino que sólo ayuda a la seguridad, o quien sea bosque ya no quiera ser hacha también, y sólo haga crecer más naturaleza

y es eso por lo que siempre me sentiré atraída, que a pesar de donde venga, que a pesar de lo que tenga, se mantenga honesto a lo que es, y que a pesar de lo que es, siempre quiera llegar a ser superlativo por lo menos mejorando, pero no por competencia, o por lucirse, sino por placer, por amar las cosas que realmente le haga sentir bien, por más insignificantes que sean

pero eso puede sonar a que seas el mejor asesino del mundo porque te hace feliz, o el mejor ladrón, o el mejor mentiroso, sólo por aclarar, no es a lo que me refería y jamas estaría atraída a esas personas

supongo que entonces, sólo quedaremos como amigos

sábado, 19 de marzo de 2016

"Me enamoré de la poesía
porque ha sido mi salvavidas
más veces de las que puedo recordar,
y lo seguirá siendo,
ya que seguiré lanzándome
de cada precipicio que encuentre
en el largo viaje de mi vida
porque le temo más a volar a ras del suelo
que a las alturas.
 
Por eso, ahora prefiero
las personas
igual que los versos:
libres.
No me fio de aquellos
que tratan de vivir con medidas
o restricciones,
aunque les funcione,
porque vivir así es vivir a medias,
y de cosas inconclusas
(sobre todo promesas)
tengo la espalda llena.

Nunca le temí
al monstruo
que había debajo de mi cama
porque mi temor por el futuro,
el que parecía ser muy oscuro e incierto,
era mucho mayor.
 
Así que no me hable nadie
de lo que cuesta
mirarse al espejo
si nunca ha tenido que ocultar sus manos
para disimular algunos errores frente al resto,
aquellos mismos que juzgan al prójimo
como si fuesen seres perfectos
y cultos.
 
Y maldición,
qué ganas de sentirme de una pieza,
de no cargar tantas penas
para no sentir la necesidad de salir a la calle,
perderme solo para volver a buscarme y
regalarme una nueva esperanza al encontrarme.
 
Sé que soy la persona
por la que más sufriré en la vida,
la misma que también me hará
inmensamente feliz,
y es que el amor propio es eso,
algo dañino y triste,
pero, sin dudas,
el amor más bonito y duradero
que se puede experimentar.
Así que eso de quererse uno mismo
hasta la locura
no debería ser una moda ni mucho
menos hacerse por inercia…
 
Cuando me miro por dentro
veo tanta belleza que cualquiera
la podría confundir con un espejismo;
tengo la certeza
de que soy jodidamente preciosa
en todos los formatos,
hasta en los peores,
tanto,
que en ocasiones
siento que es el sol quien necesita de mí para brillar
y mantenerse ahí arriba y, entonces,
soy más que el propio universo.
 
Muy a mi pesar
aún necesito recurrir a la catarsis
para purificarme del todo,
pero no importa,
porque he aprendido
que a mí me jode quien yo quiero que lo haga
y que ya nadie se merece tal privilegio.
 
No lo voy a negar,
a veces me falta coraje para luchar por mí
y librar mis propias batallas,
sin embargo,
estoy procurando
ver las cosas desde fuera,
por su lado más sencillo y amable,
para que no duelan tanto,
así que no me culpen si de vez en cuando
me expreso en tercera persona
como si de una desconocida se tratase."

Intento de poema (autodestrucción) - Karina Montero.